Archivo de la etiqueta: nas casero

NAS caseros : Raspberry Pi 2 vs otras opciones

A pesar de tener muchos equipos lo que tengo estable y no toco y uso más a menudo es:

raspberry pi model a+ wi-fi

Como veréis es algo muy poco potente pero suficiente al menos para mí para ver películas en HD. Pero si queréis saber más …

Sigue leyendo

Time machine Time capsule para Mac con Raspberry Pi

Esto es un servicio adicional al servidor casero que monté. He visto muchas supuestas guías para hacer esto, en inglés y en español y ninguna funcionaba. Desde el foro original de Raspberry Pi he conseguido hacer que funcione. Se supone que ya tenemos todos los pasos anteriores listos:

  1. Un disco duro formateado en formato ext4 tanto un disco normal, como un disco RAID más profesional
  2. Y que el disco esté disponible siempre
  3. También hace falta entrar a la Raspberry por Terminal

Para el Hardware del os hará falta:

Para el Software os hará falta:

Lo primero es instalar netatalk para ello abrimos la Terminal

sudo apt-get install netatalk

Sigue leyendo

NAS casero avanzado disco RAID en Raspberry Pi

Por si no lo conocéis, un RAID es una batería de discos duros que se comportan como un conjunto unificado según los configuremos. Hay dos necesidades que llevan a esta configuración:

  1. Obtener más velocidad con los RAID de tipo 0
  2. Obtener más seguridad frente a fallos con los tipo 1

Y luego combinaciones tener velocidad y seguridad, siempre a costa de perder espacio de almacenamiento.

El tipo 0 lo que hace es grabar los datos repartidos bajo su criterio entre varios discos duros que nosotros solo veremos como uno de mayor tamaño. Así se simplifica su manejo y se gana en velocidad ya que se va escribiendo por 2 o más vías al mismo tiempo. El tamaño del conjunto se suma a partir del disco más pequeño que usemos: 60Gb + 80Gb = 60+60 = 120Gb RAID 0. La desventaja es que si perdemos un disco, lo perdemos todo.

Sigue leyendo

Optimizar SAMBA : preparando un NAS o servidor casero y 4

Después de haber instalado el servidor SAMBA, vamos a ver un par de cambios y al final una opción para optimizar el rendimiento en la Raspberry Pi al máximo.

Os recuerdo que en el post de cómo instalar y configurar SAMBA recomendé varias cosas a revisar. Sobre todo conocer qué es la Terminal y el editor nano

Cómo siempre una advertencia:

Cthulhu Warning Sign-100 OJO QUE PODEMOS LIARLA, VAMOS A HACER COPIA DE SEGURIDAD E IR CON CUIDADO

Hacemos copia de seguridad del fichero antes de tocar:

sudo cp /etc/samba/smb.conf smb.work

comprobamos que se ha copiado con ls y seguimos

optimizar SAMBA  NAS o servidor casero en la Raspberry Pi 01

Sigue leyendo

Instalar SAMBA : preparando un NAS o servidor casero 3

Bueno, vamos a llegar a la parte principal de todo esto. Instalar un servidor de ficheros utilizando el software que se llama SAMBA Antes de dar este paso final, es conveniente haber preparado el terreno:

Sigue leyendo

Añadir disco de forma permanente : preparando un NAS o servidor casero 2

Ya expliqué esto de una forma simple pero que tiene el fallo de que no es la más correcta. El principal problema es que tengamos discos que se llamen igual, o que solo con cambiarlo de puerto USB esa forma no sirve.

Después de explicar cómo formatear el disco duro o la memoria. Vamos ahora a hacer que todo quede preparado para que se conecte de forma automática al encender la Raspberry con el disco conectado, o poder conectarlo y desconectarlo con un comando muy simple en caso de tenerla ya encendida.

Sigue leyendo

Formatear disco en ext4 : preparando un NAS o servidor casero 1

Voy a explicar como formatear un disco duro o memoria USB en el formato ext4. Este es uno de los formatos nativos de GNU/Linux, Raspbian y Raspberry Pi y será el que nos de un rendimiento mejor. Al menos mejor que los de Windows, que solo harán que el servidor sea más lento y dé más problemas, como FAT32 o NTFS.

Esto tiene el inconveniente de que el disco solo lo podremos usar desde un ordenador con Linux como la Raspberry Pi, hay que pensar en los pros y los contras de esto.

Vale, ya lo habéis pensado, pues vamos allá.

Sigue leyendo